Individuos diferentes y más tolerantes en lugares donde la mayoría profesa ideologías/religiones en común se tiende a veces a caer apasionamientos que se concretizan en discriminación

Desde pequeño no he sentido sino que es una realidad, soy diferente a todos. Y todos somos en algo diferente a los demás, y te das cuenta de ello no sólo en el hogar sino en nuestro segundo grupo de mayor convivencia, en la escuela. Esta conciencia de ser diferente se acentúa cuando el ser diferente te lo hacen ver como algo malo, y la verdad es que todos tenemos derechos a desenvolvernos tal cual somos, y el Estado debe brindar tal igualdad, en el Perú el Estado al tener preferencias por ideologías y/o religiones comete sin querer o queriendo discriminación, como también muchas escuelas y un sector de la sociedad.

Cuando la mayoría de tus compañeros son diferentes a ti, pero que ellos practican una religión en común por mayoría, ahí se realza la diferencia más notoria, no es uno contra uno, sino es uno contra una mayoría, y el sentimiento de diferencia es notoria, y a veces las escuelas en vez de promover educación fomentan un proselitismo con la fe que profesan los fundadores o una axiología enmascarada en doctrinas religiosas.

En un bosque se bifurcaron dos caminos, y yo… Yo tomé el menos transitado. Esto marcó toda la diferencia (Robert Lee Frost)

Les contaré mi experiencia y mis alternativas, cómo también mis observaciones.

Si me preguntan quién tiene más tolerancia en el Perú u otro país latino con respecto al respetar las diferencias pensaría mil veces que los diferentes, porque para un niño que es enseñado en la fe católica romana, que estudia en una escuela donde se hace proselitismo del catolicismo romano, donde en las calles muchas veces las procesiones y cuotas vecinales para financiar tal ceremonia es habitual, donde si vas a un parque y casi siempre en el distrito de Surco ves estatuas del catolicismo romano, es obvio que la pregunta ya es retórica, ¿Una persona que profesa el catolicismo romano puede ser más tolerante que los que no profesan aquella fe?.
La respuesta es no, y el sentimiento en un niño es mucho mayor, el saber que si hay diferencias por el sistema mismo, desde el Estado hacia la misma comunidad dónde vives hay acciones que nos hacen saber y sentir que somos diferentes.

En el Evangelio de Mateo 5:47 dice:

Si eres amable sólo con tus amigos, ¿en qué te diferencias de cualquier otro? Hasta los incrédulos hacen lo mismo.
Nosotros, seamos ateos, evangélicos, judíos, musulmanes, etc. Al ser distintos, y en cada momento tanto el Estado con su preferencia a una sola religión y en los colegios o en las comunidades donde vivimos nos lo hacen saberlo y nos hacen recordar que para nosotros hay mayores retos, pero mayor valor en la actitud de respetar lo diferente. Y aunque viviéramos como en islas tenemos ese desafío de poder desarrollar más habilidades sociales y poder desde muy niños enfrentar con mucho respeto lo diferente.

Aunque a veces esta mayoría no cree alternativas para promover igualdad, frente a un Estado que defiende un Concordato con el Vaticano, donde hace que se acentué esta preferencia constituyéndose actos de discriminación, sigo convencido que los distintos promueven más el valor a lo diferente y el valor de la tolerancia.

La tolerancia es no aceptar las ideas, actitudes, acciones o valores del otro, sino que a pesar de las diferencias existe respeto a la persona. Y nuestra tolerancia es mayor, porque no sólo frente a otro diferente, sino a una mayoría diferente, y que lo promueven en las escuelas públicas o particulares, gobierno local y el mismo Aparato Estatal.
¿Qué hacer con nuestros hijos con esta sociedad mayoritariamente diferente?

Personalmente, porque esto es decisión de cada familia, y cada niño es un caso, cada padre debe evaluar.

Esta preocupación es clara, porque a veces se trata de imponer un ideario en los niños diferentes, hasta el punto que hay escuelas o comunidades que expresar su rechazo, creando un tipo de bullying religioso peligroso, por ser cómplices varios terceros.

Muchas personas por ello viven en barrios donde hay algo en común ante esta una sociedad donde promueve en todos sus escalas (educación, comunidades vecinales, política, económica, etc.) varias veces prefiere a personas iguales a ellos mismos. Por ejemplo existen barrios judíos, mormones, adventistas, de personas de origen colombiano, cubanos, etc.
Estas colonias que en el extranjero también existen, colonias de peruanos, ecuatorianos, etc. Se agrupan para no perder sólo identidad, sino para buscar un apoyo como grupo social hacia una mayoría diferente que trata de asimilarlos. Cómo también es un ambiente estas colonias donde se pueda disfrutar la celebración de costumbres, valores, acciones sin ningún tipo de rechazo ni desprecio.

Si tu hijo o hija se siente diferente en la escuela por promover un catolicismo romano en todos los cursos, en la misma formación, etc. Y no crean alternativas para promover igualdad, sino acentuar este sentimiento de sentirse no sólo diferente sino también muchas veces discriminado, no de manera activa tal vez pero si con su pasividad al no hacer mucho, apoyando intencionalmente a una mayoría diferente, es ahí ya necesario pensar en tomar cartas tal vez legales contra ese proselitismo extremo en las escuelas, pero cuidar al niño sería lo prioritario y poder cambiarlo a un colegio donde se promueva igualdad.

Si los padres católicos romanos prefieren que sus hijos estudien en colegios dónde se enseñe además de educación laica doctrinas y valores de su misma religión, ¿Por qué no pensar así los padres que no profesan tal credo?, además es un refuerzo a la fe de los mismos padres con sus reuniones extracurriculares no obligatorias y el círculo de amistades no sólo en los niños sino en los mismos padres que pueden tener buenas amistades por compartir también una misma fe.

¿Es válido enseñar religión en un colegio?

Es mucho mejor enseñar una educación libre de toda religión y de toda ideología, eso es ideología laica. Qué se limite a instruir en las materias pertinentes en valores universales y nada más.
Pero las escuelas privadas, no las Estatales porque eso es ilegal, que enseñen a sus niños desde pequeños una formación religiosa, porque eso la libertad religiosa al final, garantizar y desarrollara desde una edad temprana.

Pero colegios donde se logre aislar la cuestión de apasionamientos y/o de extremismos para desactivar una bomba ideológica.
Que en escuelas privadas no se puede realizar formaciones de una hora de duración dónde todos los estudiantes, es decir, de todos los grados académicos,  estén parados rezando o hablando de un rito en particular. Eso es absurdo, y desvirtúa lo que es la educación.
La religión se enseña en el hogar, en los templos, pero no de manera apasionada en los colegios, porque la Ley en el Perú para colegios religiosos es máximo de dos horas a la semana, y no a cada rato, los padres sean católicos romanos o no, pagamos la pensión del colegio por horas de estudio y no para hacer proselitismo de dextrinas que no compartimos ni promovemos.

Sancta Simplicitas!

Xtian Torres

Moquegua: Denuncian caso de discriminación religiosa en colegio estatal

Los Colegios Islas son unas Colonias indiferentes a la realidad Peruana

Ser Diferente – Reflexión Grafica

Sobre el Reglamento de la Ley de Libertad Religiosa en el Peru

Escritor jordano: Antes que los árabes condenen el racismo de Trump, deben lidiar con su ya generalizado racismo interno

Querer ser Diferente – Poema

Anuncios

Acerca de Eleuteros

Gracias Totales.
Esta entrada fue publicada en Experiencias - Xtian y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.